Skip to content
ESTUDIAR A DISTANCIA

MIS CONSEJOS PARA APRENDER A ESTUDIAR ONLINE

MIS CONSEJOS PARA APRENDER A ESTUDIAR ONLINE
MIS CONSEJOS PARA APRENDER A ESTUDIAR ONLINE
MIS CONSEJOS PARA APRENDER A ESTUDIAR ONLINE
2.5 (50%) 4 votes

Existen varios consejos útiles para aprender a estudiar a la hora de preparar un examen, porque ayudan a mejorar el aprendizaje de las lecciones durante el tiempo de estudio.

Escribe en un papel tu tiempo

Es tan importante dedicar el tiempo necesario como aprovechar dicho tiempo.

¿Te habías preguntado alguna vez porque a algunas personas les basta con estudiar unos días antes del examen mientras que otras le dedican horas y horas y ni siquiera así consiguen aprobar al final?

Un horario continuado sin distracciones

Primero es fundamental planificar un horario, y no sólo de lunes a viernes, sino que también debería incluir el sábado y el domingo, aunque se dedique menos tiempo al estudio que durante el resto de días, la razón es que no conviene dejar ningún periodo de corte.

Es decir, si estás dos días sin dedicar nada al estudio, ponerte el lunes cuesta más que si el sábado y el domingo le has dedicado una horita cada día.

Un lugar de paz y reposo

El ambiente donde se estudie es muy importante, por eso conviene que el estudiante pueda disponer en casa de una zona de estudio específica donde no se hagan otras actividades que le molesten.

En el caso de los estudiantes de máster y universitarios lo mejor es que vayan a estudiar en las bibliotecas, ya que requieren una concentración mucho mayor que los de primaria o secundaria.

No existe un máximo o mínimo de horas aconsejables para estudiar, pero está demostrado que después de llevar cinco o seis horas seguidas estudiando el rendimiento del estudiante disminuye.

Desconecta con aficiones personales

Es decir, si estás preparándote para los exámenes finales y ya llevas 6 horas párate, ponte una película y olvídate de todo durante un par de horas antes de seguir.

Aunque te sientas culpable, si sigues este consejo verás como el tiempo dedicado lo aprovechas mucho más.

Por este motivo, durante el horario de estudio es muy importante ir haciendo pequeños descansos cada cierto tiempo, por ejemplo, se puede hacer una parada de unos cinco minutos tras cada espacio de una hora para ir al baño, beber algo, charlar…

Estos hay que sumarlos a los descansos largos como una forma de despejar la mente de vez en cuando, ya que es bastante habitual que cuando algún conocimiento se nos atasca consigamos vencerlo solamente pensando en otra cosa durante unos minutos, ya que al volver la mente se concentra mejor.

Pequeñas pausas calculadas y repetidas

En caso de que se estén realizando estudios universitarios o superiores conviene que este descanso se haga cada dos o tres horas, ya que los temarios son mucho más densos y es posible que parar cada hora corte demasiado la concentración.

Estos son sólo algunos trucos para aprender a estudiar, recuerda en todo momento que lo más importante es conocerte a ti mismo e ir escogiendo los métodos que te funcionen correctamente y descartando los que no.